Detector de Defectos

 

La corrosión prematura de un sustrato se debe habitualmente a un fallo en el revestimiento. Una causa importante es la presencia de imperfecciones en el revestimiento aplicado. La prueba de defectos (holiday) se utiliza para detectar orificios, conocidos como discontinuidades, en un revestimiento. La prueba de defectos permite detectar incluso los defectos más pequeños que resultan invisibles al ojo humano. Existen diversas técnicas y equipos para la detección de defectos.

 

Elcometer ofrece una gama de detectores de defectos que hacen que la detección de defectos resulte más segura, rápida y fiable que nunca. La gama de comprobadores de detección de defectos de Elcometer utiliza diversas técnicas, como la detección de defectos de alta tensión y la detección de defectos de CC pulsante. Todos los detectores de defectos están disponibles con una amplia gama de accesorios que permiten la realización de pruebas de defectos en todo tipo de sustratos y aplicaciones.

 

Explicación de las pruebas de defectos (holiday)

 

Detección de defectos de alta tensión

 

Las pruebas de defectos de alta tensión se utilizan normalmente para determinar la existencia de discontinuidades en películas de revestimiento.

 

La técnica de alta tensión, o técnica de porosidad, puede utilizarse para comprobar revestimientos de hasta 25mm (1”) de espesor ideal para inspeccionar tuberías y cualquier otro tipo de revestimiento. También se puede comprobar revestimientos sobre hormigón utilizando este método.

 

Hay dos tipos de detectores de defectos de alta tensión: de CC continua y CC pulsante.

 

Detección de defectos por CC continua

 

Los detectores de defectos por CC continua, como el detector de defectos Elcometer 236, requieren conexión directa al sustrato conductivo.

 

El Elcometer 236 proporciona al usuario un completo control de la tensión y ajustes de sensibilidad y se encuentra disponible en 2 versiones, 15kV y 30kV.

 

Detección de defectos por CC pulsante

 

El detector de defectos (holiday) de CC pulsante Elcometer 280, que emplea la tecnología de detección de defectos de CC pulsante, está diseñado para garantizar que la energía está contenida en pulsos muy cortos, de manera que cada pulso tiene más energía que un sistema de CC continua equivalente.

 

Esto significa que el detector de defectos Elcometer 280 puede emplearse para comprobar defectos en revestimientos ligeramente conductivos o en superficies sucias o húmedas.

 

Gracias al uso de la electrónica más avanzada, el detector de defectos Elcometer 280 permite a los usuarios inspeccionar revestimientos (sin conectar el cable de retorno de tierra al sustrato componente), lo que resulta idóneo para inspeccionar superficies y tuberías grandes. Características como el interruptor de seguridad de dos pasos, los LED y los iconos de pantalla luminosos que indican cuando la alta tensión está activada, o la parte acanalada para proteger el usuario contra las chispas, convierten al detector de defectos de CC pulsante Elcometer 280 en el instrumento de referencia en seguridad para pruebas de alta tensión.

 

Gracias a la amplia gama de sondas y accesorios disponibles, la prueba de defectos de alta tensión puede realizarse sobre una gran variedad de sustratos con diversos espesores de revestimiento y resulta adecuada para todo tipo de aplicaciones.